"el encanto de la discreción"

jueves, 17 de julio de 2008

Ginebra, 12 de julio de 2008, un concierto imborrable de mi memoria..




Gran expectación...

Era el ultimo concierto de la gira europea 1000 Hotels,una tarde lluviosa y algo fría, una tarde que resultaria inolvidable para los fans que estábamos allí...

Uno de los diarios más importantes de Ginebra publicaba el día siguiente"Tokio Hotel enfamme l' Arena" (Tokio Hotel hace arder el Arena o sube la temperatura en el Arena, ambas traducciones son buenas...y dan fé del ambiente en la sala).

Había fans que esperaban en las puertas de la sala desde hacía semanas, algunas llegadas del extranjro, especialmente de Alemania y Francia, aunque también se encontraba alguna suiza. Se trataba del último concierto que daría el grupo en su gira europea 1000 Hotels europea Tour, exceptuando la participación que tendrían unas horas más tarde en un Festival de verano en Bélgica.

La expectación era enorme y el concierto estaba sold out,sería un concierto en alemán ya que en Suiza ese idioma es uno de los oficiales.El ambiente en la fila de espera estaba algo caldeado entre las fans que llevaban más tiempo, las que "directamente se matarían por conseguir una primera fila" pero en cambio, mucho más tranquilo entre los que hacíamos cola para las gradas (aunque no estaban numeradas). Llegamos sobre las dos de la tarde, las puertas se abrirían alrededor de las 6, unas cuatro horas de espera teníamos por delante,(la gente muy calmada, sentada en el suelo, charlando, riéndose, vamos que había "muy buen rollo"), sobre las 4 y media, la fila se movió, nos pusimos de pie y la gente se apelotonó más, la última hora fue más dura pero se pasó rápida..


Un concierto inolvidable

A las 6 en punto abrieron las puertas y el público entró en la sala..La primera parte de la fosa se llenó muy rápido, la segunda igualmente..Hay que recordar que la sala tiene una capacidad de unas 10.000 personas..

Conseguimos una segunda fila en la zona de gradas del lado izquierdo (el de Tom), la vista de la escena era increíble y de los cuatro inmejorable..

La actuación del grupo, uuufffffffffff, no es fácil encontrar palabras para describirlo, un directo impresionante, tanto a nivel acústico y sonoro como artístico..Los cuatro se salieron, cada cual en su papel..




Bill cantó como nunca, además en alemán así que estaba "en su salsa", habló mucho y se dirigió al público con esa sonrisa matadora y esa mirada que hace perder los papeles a más de una, qué decir de sus movimientos de cadera, sus saltos,sus guiños al publico jugando con su pearcing en la lengua, mostrando su estrellita tatuada... (Cierto que se le notaba algo cansado y...muuuyy delgadito) pero es un artista con un carisma y un sex-appeal excepcional y lo transmite de forma muy especial cuando está dónde a él le gusta estar, subido encima de un escenario..

Tom,su guitarra y él, él y su guitarraen perfecta comunión pero a la vez muy activo en el escenario, se movía continuamente, buscando la complicidad de su "twin", o de los otros miembros del grupo, sus duos con Georg...mortales de necesidad..También tuvo momentos más tranquilos (el duo con Bill en In die nacht...sin palabras)Se dirigó constantemente a las fans , sabe como sonreír y mirar para crear histerias colectivas..(posiblemente de forma algo más discreta en el escenario que su "twin") pero con un efecto no menos demoledor.

Gus, sonriente y participativo como nunca..Es el tipo discreto que siempre está en ese segundo plano en escena pero en esta ocasión además de su energía (que poderío con las baguetas) nunca dejor de sonreír..Nos deleitó con esa famosa ola, al final del concierto..

Georg, el tipo "hard rock",no lo puede negar,su posición en el escenario,sus ademanes, sus movimentos de melena, su sonrisa embrujadora..Hizo los coros de más de una ocasión y nada pero que nada mal...

Gus, sonriente y participativo como nunca..Es el tipo discreto y duro que siempre está en ese segundo plano en escena pero en esta ocasión además de su energía (que poderío con las baguetas)nunca dejor de sonreír..Nos deleitó con esa famosa ola, al final del concierto..



Tokio Hotel...Algo más que un grupo de rock que tiene éxito..

Una increíble complicidad entre el grupo, una comunicación entre cada uno de ellos, formando al mismo tiempo un solo bloque..Las sonrisas, pequeñas bromas o gestos entre amigos, no faltaron..

Lo que vi esa tarde me convenció de algo muy importante..No creo que Tokio Hotel sea simplemente un grupo de música que tiene éxito y moviliza a hordas de adolescentes..Ví y sentí algo más, vi a cuatro amigos que se lo pasan genial haciendo música (llevan haciéndolo desde mucho tiempo) y que disfrutan compartiendo lo que hacen con su público.. si estoy en lo cierto, estos niños pueden dar guerra para rato y sus fans seguiremos ahí para verlo...

2 comentarios:

Mª Luisa dijo...

Muchas gracias por compartir con nosotros ese concierto. Me has hecho trasladarme allí durante unos minutos, ¡que no es poco!. TAS POWER. Marisa

Maresa dijo...

No hay porque darlas..Encantada de compartir con vosotr@s lo vivido allí..TAS POWER FÜR IMMER!